Tu coche en tu móvil. La conectividad de los vehículos.

conectividad en la automoción

La conectividad en los vehículos permite compartir y recibir datos e información con otros dispositivos, una vinculación que es posible gracias a la tecnología y a internet. La sociedad actual vive conectada permanentemente, y el sector de la automoción no se puede quedar atrás. Por ello, la ingeniería del automóvil desarrolla e instala mayores y mejores sistemas con los que realizar numerosas tareas desde el smartphone.

La mayoría de los conductores desean coches conectados

Los coches conectados son aquellos que tienen conexión a internet mediante la tecnología 4 o 5 G. Y se estima que, en tan solo unos cuantos años, se pasará de la conectividad al coche inteligente.

Cuando un usuario está pensando en adquirir un nuevo vehículo, busca que este ya tenga acceso a la red. De este modo, puede disfrutar de numerosos servicios mientras lo utiliza. Los conductores tienen el control en los denominados vehículos conectados, pero en los coches inteligentes es el vehículo el que toma las decisiones. La automatización que se incorpora en ellos les permite frenar, acelerar, cambiar de rumbo… Esto quiere decir que el papel humano es muy reducido.

Por otro lado, en este tipo de vehículos el smartphone ya no se emplea el bluetooth, sino que es el automóvil el que se conecta al teléfono mediante 3 conexiones diferentes:

  1. V2X. Es la más interesante y la más buscada por la mayoría de conductores, ya que permite que un vehículo interactúe con otro.
  2. Telemática. Gracias a este sistema, es posible conocer la actividad del vehículo, su localización o realizar un diagnóstico del rendimiento del motor.
  3. Entretenimiento. Perfecta para el resto de ocupantes del vehículo, pues pueden estar conectados y acceder a contenidos multimedia.

Tipos de conectividad de un automóvil

Los vehículos conectados pueden comunicarse con:

  • Infraestructuras. Se capturan los datos que genera cada coche y se envía a la persona que conduce la información acerca de las condiciones del entorno, la movilidad o la seguridad.
  • Vehículos. Mediante un intercambio de comunicación inalámbrica, los vehículos cercanos interactúan entre sí. Esto permite reducir la congestión y el impacto medioambiental.
  • Sistema nube. Intercambia información con el vehículo. Esto es muy interesante para quienes tengan que gestionar una flota, ya que permite analizar los datos de los vehículos para mejorar su rendimiento, predecir el mantenimiento y reducir el gasto de combustible.
  • Viandantes. Los datos e información se comunican a cualquier dispositivo conectado, incluidos los smartphone de las personas que caminan por la calle para evitar un accidente.

Ventajas del coche conectado al móvil

Los coches que tienen acceso a internet pueden interactuar con los teléfonos inteligentes, haciendo la conducción más eficiente, segura y cómoda. Por ejemplo, ahora que los automóviles compartidos forman parte de la vida de las ciudades, esta conexión es esencial. Sin ella no sería posible realizar una reserva de un vehículo, geolocalizarlo y abrirlo o cerrarlo.

Pero no son solo estas sus ventajas principales, hay otras que no se pueden perder de vista.

Mapas con información en tiempo real

El acceso a los mapas y a la información en tiempo real facilita el cálculo de la mejor ruta en cada momento. Esta posibilidad evita escoger recorridos con accidentes o retenciones, lo que también ayuda a reducir el consumo de combustible.

Aparcamiento asistido

En la actualidad, algunos vehículos ya pueden aparcar por sí mismos sin necesidad de la interacción humana gracias al uso de GPS, cámaras y radares integrados.

De igual manera, los vehículos que disponen de conexión a internet pueden encontrar una plaza libre de aparcamiento u ofrecer información sobre dónde se encuentra el parking más cercano.

Coche conectado

En caso de accidente, un coche conectado avisará directamente al servicio de emergencia. Sin necesidad de que intervenga el conductor o conductora, las autoridades competentes recibirán un aviso con la información detallada sobre el número de ocupantes, la hora del accidente y la localización.

Climatización

Desde el propio teléfono móvil es posible programar el encendido del climatizador. Esto es una diferencia sustancial con respecto a lo conocido hasta ahora, pues no hace falta estar sentado al volante para activar esta función.

Control, monitorización y estado del coche

Se pueden recibir alertas de fallos o supervisar el desgaste de la batería, pero también programar revisiones de mantenimiento o conocer el tiempo de inactividad. De la misma manera, es posible obtener datos relacionados con el impacto medioambiental del vehículo.

Además, implica el ahorro de cientos de euros anuales. Por ejemplo, los automóviles pueden indicar en cada instante cuál es el mejor lugar para repostar teniendo en cuenta el precio y la distancia.

Entretenimiento

Todos los pasajeros de un vehículo conectado tienen la posibilidad de utilizar sus dispositivos, ya que pueden acceder al wifi hasta 5 personas de forma simultánea.

Funcionamiento de la tecnología de conectividad en la automoción

Los trabajadores de los departamentos de ingeniería del sector de la automoción tienen muchos frentes abiertos. En este caso, tratan la supervisión básica, la vinculación con el entorno, la inteligencia artificial y la toma inteligente de decisiones. Por ello, se trabaja en diferentes niveles:

  1. Conexión del hardware subyacente y que facilita el seguimiento básico del vehículo y su estado técnico.
  2. Conexión individual, es decir, el acceso a servicios digitales como Alexa o Apple CarPlay desde el propio perfil del conductor.
  3. Personalización y ajuste de preferencias de la información y el entrenamiento.
  4. Interacción directa mediante un diálogo por voz y gestos que permite una conversación natural.
  5. Chófer virtual definitivo. La presencia de la IA desempeña funciones cognitivas complejas al coordinar y completar tareas o anticipar necesidades.
  6. Seguridad. También se trabaja en este problema, ya que una de las máximas preocupaciones son los ataques informáticos.

Ahora los sistemas pueden acceder a las aplicaciones de los teléfonos inteligentes para hacer más ameno el trayecto, además de facilitar el acceso a carreteras o cualquier otra información de interés, como la distancia a la gasolinera o a un área de servicio.

Gracias a los avances de la telefonía y la conectividad integrada en los coches, es posible poner toda la atención en la carretera y aumentar la seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *